Javier Llorente | Fondo Valderaduey | Intercom

Business Angels Inversores Startups Éxito

Destaca por invertir emocionalmente y luego utilizar la razón, su palabra de referencia no es inversión sino diversificación y su estrategia lleva de la mano dos elementos, la seguridad y la rentabilidad. Se llama Javier Llorente y es uno de los inversores profesionales más activos de España, contando en su cartera con más de 40 participadas entre las que destacan varios exits relevantes como Grupo Intercom, Softonic, Bodas.net, Infojobs, Chicfy y Neurona, entre otras.

Javier Llorente, de banca a inversor

Debido a las carencias familiares, con 14 años ya sabía lo que significaba trabajar durante el verano y con 16 años dejó la temporalidad para trabajar a jornada completa en el Banco de Vizcaya. Estuvo durante 13 años en el sector bancario, pero como no le apasionaba cambió el rumbo de su vida y se convirtió en director de informática y nuevas tecnologías. Era una época donde había un auge brutal de la informática. Es allí donde Javier Llorente conoce al inversor Antonio González Barros y se une a su equipo. Empezaron invirtiendo en temas que no tenían una relación directa con internet, de hecho, en el año 1990 todavía no era conocido. Por aquel entonces invertía en plazas de parking, pero veía que el negocio se iba a pique. Al ver que no tenía ideas novedosas, publica un anuncio diciendo “busco persona que aporte talento e ideas innovadoras”.

Historia de Intercom

A los pocos días aparece un chico, Axel Serena, que había estado en Estados Unidos y les habló de internet. Ellos apenas tenían conocimientos, ya que en España solo existía la Red Iris. Hicieron unas pruebas con un profesor tecnológicamente avanzado y con un ordenador en un aula y otro en otra, y vieron las posibilidades del correo electrónico. Desde ese momento empezaron a vincularse a los negocios tecnológicos derivados de internet, creando en mayo de 1995, Intercom Servicios Telemáticos Avanzados, proveedor de acceso a internet para particulares y empresas. El artífice de todo fue Antonio González Barros que consiguió reunir a un grupo de 30 amigos y entre todos reunieron 10 millones de pesetas (60.000 euros) para financiar el proyecto. Se formó un equipo muy friqui de informáticos que sobrevivió al estallido de las puntocom e incluso lanzó proyectos de calibre de Infojobs, Softonic y bodas.net.

Crecimiento de Intercom

En 1996, amplían sus actividades a la consultoría y creación de contenidos multimedia y marketing en Internet y tan solo cinco años después, en el año 2000 reciben una llamada que cambiará sus vidas. La operadora multinacional británica Cable&Wirelessconsulting estaba interesada en 8 proveedores europeos de acceso a Internet, entre ellos el de Intercom. Con esta compra valorada en 2.000 millones de pesetas (12 millones de euros), Intercom se quedaba sin: el 100% de las divisiones dedicadas a Conectividad, Internet e Ingeniería de Redes (desde el acceso básico a internet hasta la instalación de redes virtuales completas), el Marketing Interactivo (desarrollo de estrategias de comunicación y promoción a través de Web y CD-Rom) y el e-Business (desarrollo e implantación completa de proyectos de Comercio Electrónico). Fuera de la operación figuraban, las divisiones de noticias.com y los nuevos proyectos, Infojobs.net y Softonic.com.

Gracias a la venta del ISP de Intercom se creó Grupo Intercom, que funcionaría como una sociedad de capital riesgo reinvirtiendo lo ganado en los negocios que crecían exponencialmente y en nuevos sectores. Algunos tuvieron éxito y otros no tanto, pero de todos ellos aprendieron que hay modelos que tienen un momento de éxito y cuando ese tiempo pasa lo pierden.

Infojobs como caso de éxito

El caso de Infojobs fue paradigmático, se convirtió en un clasificador de empleo especializado que no tenía ningún competidor. La ventaja era que dejabas el curriculum gratis y podías buscar empleo siguiendo unos pasos sencillos, cosa que en el mundo de la empresa no existía. Además, para los profesionales las primeras tres pruebas eran gratuitas y luego funcionaban a través de packs de pago: bronce, plata, oro y platino, con los cuales se monetizaba el negocio. Había tanta masa crítica que era difícil que te atacaran. Monster, portal de empleo líder en el mercado estadounidense, se dio cuenta del éxito de la startup española, pero no pudo hacer nada, solo mejorar la calidad de sus perfiles altos. Nadie podía competir contra Infojobs, el cual tenía el monopolio del sector.

Lucha por el monopolio en el sector bodas

Años más tarde cuando empezó a invertir en bodas.net, había un player en España bodaclick, pero este tenía un problema en su modelo, solo podían acceder los usuarios que pagaban. Viendo esto, Bodas.net cambió el modelo y lo adaptó para que a su web pudiera acceder todo el mundo de manera gratuita, solo cobrando a los usuarios que contrataban los servicios.

Teniendo en cuenta todos estos factores y sabiendo que una boda media en España cuesta unos 20.000 euros: el 70% es el restaurante y contando con fotógrafos, floristería y coches, obtuvieron prácticamente la totalidad del negocio y se expandieron a Francia, Italia, Latinoamérica, Portugal y en Estados Unidos se fusionaron con Wedding Wire (parte de la fusión fue a través de venta de participaciones).

Al final el player español bodaclick, que era líder en España, tuvo que cerrar. No se percataron que el mercado era cambiante y perdieron la batalla. En ese sentido, Bodas.net lo hizo muy bien: supo adaptarse, utilizaba contenido propio, tenía una buena estrategia de SEO y SEM y un equipo muy bien dirigido que fue capaz de hacer entender a los players del sector la propuesta de valor que ofrecían.

Grandes exits de las participadas por Javier Llorente

En lo referente a los exits, Infojobs fue un éxito, ya que la participación costaba 100 pesetas en 1999, y cuando la vendieron en 2009 sacaron 3.124,08 euros, siendo la mejor plusvalía que sacó. El caso de Softonic, líder de la categoría de Software, también es interesante ya que las acciones también se compraron en pesetas y cuando se vendió el 30% al fondo suizo Partners Group por 82,5 millones de euros, la empresa catalana estaba valorada en 275 millones de euros más la caja. Con lo cual el retorno de la inversión fue considerablemente bueno.

Valderaduey el fondo de inversión de Javier Llorente

El 2008 supuso un antes y un después para Javier Llorente, ya que se desvinculó del Grupo Intercom para dedicarse plenamente a invertir. No pensó en un nombre cualquiera para su vehículo de inversión, si no que apostó por su castilla natal y el rio Valderaduey afluente del Duero, que pasa justo por delante de su casa. Gracias a Valderaduey (vehículo de inversión) invierte en las startups que quiere. Además, cuenta con la ayuda del Fondo Europeo de Inversiones que coinvierte a través de cuentas de participación, recibiendo de cada operación la mitad del dinero.

 

¿Quieres conocer a otros grandes Business Angels españoles? Aquí tienes algunos:

Sarai Vidal, noviembre de 2020

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre