Holaluz | Carlota Pi | Con una cultura verde salieron a bolsa

Carlota Pi Holaluz empresa

Se autodenominan nativos verdes, ofrecen energía 100% renovable y son los responsables de revolucionar un sector dominado por un monopolio eléctrico. Bajo estas premisas nace Holaluz, pionera en utilizar energía verde en España y encargada de implantar la energía solar fotovoltaica como forma de vida, fundada por Carlota Pi.

Después de 9 años, varias rondas de financiación, infinitos reconocimientos, 272.727 clientes y 171 millones de euros en ventas en 2020, consiguieron salir a bolsa.

Carlota Pi, CEO y fundadora de Holaluz

Tomando unas cervezas un 12 de noviembre de 2010, tres amigos, Carlota Pi, Ferran Nogué y Oriol Vilá, que se habían conocido dos años antes haciendo un MBA en IESE, decidieron fundar una compañía. Se encontraban en una situación perfecta para emprender, ya que los tres eran freelance y estaban buscando proyectos nuevos. Fue Carlota Pi que tenía más experiencia en el sector eléctrico, la que tuvo la idea de crear la eléctrica Holaluz. Era un momento idílico, ya que se acababa de liberalizar el sector para el segmento de las pymes pasándose de una tarifa regulada a mercado libre.

Holaluz nace en Cataluña en 2010, para mejorar la vida de los clientes y para acabar con el monopolio eléctrico existente. Las facturas eran desorbitadas y muy difíciles de entender, el servicio de atención al cliente era regular y no había ánimo de pertenencia. Claramente había cabida para una compañía que hiciera las cosas distintas, que tuviera como referencia al cliente, que contara con una factura más comprensible, con un servicio de atención al cliente atento, que tuviera clientes y no abonados, que fuese pionera de la energía verde, que pudiera dar ahorro real y que fuera muy tecnológica y moderna ofreciendo sus servicios por internet.

La cultura corporativa de Holaluz

Partiendo de esta base, es necesario conocer la esencia, los valores y los objetivos de una empresa que se autodenomina “nativa verde”. Para ello, recurren a tres palabras, cuatro valores y un propósito trascendental:

Son pioneros

Fueron la primera compañía en: ofrecer energía 100% renovable a través de la red (en un principio enfocados a clientes domésticos y pequeñas empresas), en poner una instalación compartida de autoconsumo solar en España de manera legalizada, de crear una tarifa plana ilimitada de consumo de electricidad renovable y en poner una guardería para el personal del equipo de Holaluz.

Son atracción

En cualquier compañía joven y de nueva creación es imprescindible captar clientes a gran velocidad, ya que si te comparas con la edad y tamaño de tus competidores en el mercado, no tienes otra solución. Plantaron cara al mercado y durante el primer trimestre, ya empezaban a cosechar éxitos, si los comparamos con otras empresas que necesitan cuatro trimestres o más.

Son confianza

En Holaluz no venden electricidad ni placas solares, venden una relación con sus clientes. Al final la confianza es una estrategia imbatible que no se puede pagar con dinero ni replicar con tecnología. Construir relaciones basadas en la confianza, que se conviertan en duraderas y a largo plazo es el principal cometido de Holaluz. Utilizan varias estrategias para ganarse la confianza del cliente: la escucha activa, el cumplimento de las promesas y finalmente el pedir perdón cuando se equivocan.

Valores de Holaluz

Además, rigen su estrategia según unos valores:

  • Todo es posible.
  • keep Rowing.
  • Always Peope First.
  • Say Things As They Are.
  • Have Fun.

Paneles solares edificio

Cifras y resultados

Cumpliendo estos objetivos, que son la esencia de la compañía y forman parten de la cultura corporativa, han conseguido 272.727 clientes en España y 171 millones de euros en ventas al cierre de junio de 2020, lo que supone un aumento del 11% respecto al mismo periodo del año pasado.

(M euros)Septiembre 2019 (anual)Octubre-Junio 2019Octubre-Junio 2020
INGRESOS
208,8152,2171
EBITDA
2,610,3

Datos Holaluz 6 de noviembre 2020

Pero según la presidenta ejecutiva de Holaluz, Carlota Pi, las mejores cifras no son las anteriores, sino que el 39% de los clientes llegan por recomendación. ¿Por qué es esto tan importante?

La cultura genera recomendación

Si nos fijamos en los siete elementos de comunicación institucional de Alfonso Nieto (Buil Gazol, P. y Medina Aguerrebere, Pablo: 2015, 177), podremos ver cómo para llegar a la recomendación es necesario pasar antes por otros eslabones.

  1. Lo primero que debe hacer toda compañía en sus inicios es saber responder a la pregunta ¿Quién soy? La identidad, misión e historia de la organización.
  2. Lo siguiente es saber, ¿qué hago? Expresar la cultura, la forma de trabajar y de operar en todos los ámbitos.
  3. En todo discurso es necesario saber, ¿Qué digo? El relato y la narrativa de la marca.
  4. Relación de la organización con los diferentes stakehokders.
  5. La imagen, que esos stakeholders tienen de la institución.
  6. Cuando la imagen es positiva y sostenida en el tiempo aparece la reputación.
  7. En el último peldaño aparece la autoridad, donde se incluye el prestigio, credibilidad y la palabra clave, la recomendación.

Si nos fijamos en Holaluz, la compañía cumple los 4 primeros requisitos en sus objetivos: se muestran como nativos verdes, son la alternativa sostenible, son pioneros tanto en causas empresariales como sociales apelando a su responsabilidad social corporativa con campañas como “La Revolución de los tejados” y la “Tarifa Justa”, son la primera elección de los ranking y por último cuidan como su bien más preciado tanto a los stakeholders vitales (accionistas, inversores, empleados, proveedores o clientes) como a los estratégicos (medios de comunicación, líderes de opinión, analistas, ONGs o asociaciones). Los otros tres elementos llegarán solos si la base está bien cimentada, siendo su valor más preciado la recomendación, que llega cuando los clientes existentes confían en la marca y la recomiendan a sus amigos, conocidos y familiares.

Nacimiento y hechos relevantes de la historia de Holaluz

Nacieron con 300.000 euros recogidos entre los socios fundadores y Family, Friends and Fools y replicaron otros 300.000 euros gracias a ENISA.

Existen tres hechos relevantes:

  • Época de 2013 a 2014, la OCU organizó una subasta de compra colectiva de energía a la cual se presentaron y ganaron el concurso. Fue como un punto de inflexión, ya que pasaron en seis semanas de 3.000 clientes a 35.000 clientes.
  • A partir de 2016, aceleraron el crecimiento dándose a conocer internacionalmente. Al ser un B2C hicieron una campaña en televisión para promocionarse. Orgánicamente no generaban el suficiente dinero para financiar esta campaña por lo que entró en la ronda A, Axon Partners con 4 millones de euros. También contaron con una operación pre- IPO en la que entró el fondo de pensiones vasco, Geroa EPSV con 10 millones de euros. Durante 2016-2017 con este dinero hicieron sus primeras campañas a nivel nacional y pasaron a ratios de crecimiento de 100 a 300 clientes cada día.
  • La salida a bolsa se produjo a finales de noviembre de 2019 con un valor de compañía de 130 millones de euros y un porcentaje del 25%. Con el objetivo de ejecutar su plan de crecimiento, Holaluz aprobó la colocación de parte de su capital empresarial en el Mercado Alternativo Bursatil, MAB. Esta operación supone un paso intermedio dentro de su estrategia a medio plazo que es cotizar en el mercado continuo.

La compañía llevó a cabo un roadshow, que le permitió reunirse con inversores de referencia en España y Europa para explicarles la propuesta de valor de la empresa y los planes de crecimiento para los próximos cuatro años. Con esta operación la compañía tiene como objetivo alcanzar el millón de clientes y la instalación de 50.000 construcciones fotovoltaicas para finales de 2023.

Proyectos de Holaluz

  1. La Revolución de los Tejados: el objetivo de la misma es cubrir todos los metros cuadrados posibles para aumentar la generación de energía renovable. Con ello pretenden acabar con el claim “las placas solares son para privilegiados” para convertirlo “las placas solares están al alcance de todos”. De esta forma se contribuirá a la generación de energía verde sin necesidad de poner un euro en la inversión inicial, ya que Holaluz asume el coste inicial de las placas, ofreciendo un préstamo que se pagará en la propia factura del suministro. Con ello el cliente ahorrará un 63% en electricidad.
  2. La Tarifa Justa: consiste en una tarifa de luz personalizada que hace un balance de los últimos 12 meses de la factura del cliente, calculando una cuota mensual y así pagar lo mismo cada mes. Al ser de prepago, se paga antes de consumir, igual que ocurre en el gimnasio y si el cliente ha abonado una cantidad superior se le devuelve el dinero y viceversa.
  3. Programa Luz Amiga: sabiendo que el boca- oreja es la mejor publicidad, crearon “luz amiga”. En el momento en que un cliente se da de alta recibe un código personalizado, de manera que, si este recomienda a un amigo el servicio y se da de alta con ese mismo código, ambos ganan dinero. El prescriptor recibe 20 euros y el nuevo cliente otros 20.

Premios y certificados

  1. Certificado B-Corp: es la primera empresa eléctrica del continente europeo en obtener este certificado. Se trata de un prestigioso sello que reúne a más de 2.400 entidades de 50 países diferentes. Su propósito es otorgar visibilidad a las compañías, además de proporcionarle beneficios económicos para desarrollar proyectos innovadores.
  2. S2B Impact Awards: premios otorgados por la Fundación Ship2B a los que se presentan más de 3.000 personas de todo el mundo. Estos reconocieron a Holaluz como Impact Startup 2020, por ser un agente clave en el impacto medioambiental, al conseguir su propósito de que todo el mundo se mueva gracias a la energía 100% verde.
  3. Premio Jaime I: Carlota Pi recibió el premio Jaime I en la categoría de emprendedores “por su gran visión y conocimiento del negocio al abordar un sector concentrado y complicado como el energético de manera disruptiva”. Gracias a este premio la compañía catalana embolsó 100.000 euros que se invirtieron en mejorar el ecosistema de trabajo de la empresa para sacar el máximo potencial de cada trabajador.

Repercusiones del COVID-19 para Holaluz

Donde se puede observar un mayor impacto derivado de la crisis del coronavirus es en el EBITDA, que como hemos visto anteriormente se sitúa en 0,3 millones de euros. Este es el único punto peliagudo, ya que el resto de áreas crecen exponencialmente.

En cuanto al margen bruto de la compañía, alcanza los 17,71 millones de euros, lo que supone un aumento del 52% con respecto al ejercicio anterior. En lo referente a clientes e instalaciones, “La Revolución de los Tejados” ha supuesto un gran crecimiento, gestionándose 3.033 instalaciones fotovoltaicas en España a 30 de septiembre, lo que supone un crecimiento del 520% con respecto al mismo periodo del año pasado. Del mismo modo, el número de clientes también aumenta situándose en 272.727 clientes.

holaluz-carlota-pi-instalaciones

Infografía de creación propia

¿Qué va a pasar en el futuro?

Los fundadores de Holaluz están convencidos de que tener placas solares fotovoltaicas y baterías para almacenar esa energía en casa, en un tiempo va a ser tan estándar como lo es hoy tener en casa un cuarto de baño o un lavavajillas. En ese entorno, los usuarios de energía verde, se convertirán en prosumidores de electricidad renovable.

Sarai Vidal, diciembre de 2020

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre