Diferencias entre análisis DAFO y modelo de Porter

diferencias análisis dafo 5 fuerzas de Porter

Se trata de dos modelos distintos que, aunque resultan complementarios en el análisis general de la empresa y su entorno, no tienen por qué utilizarse de forma conjunta. A continuación, te mostramos las diferencias El análisis DAFO y El modelo de cinco fuerzas de Porter, así como dónde puedes utilizar principalmente cada uno de los modelos.

El análisis DAFO

El análisis DAFO es un análisis básico de gran utilidad para la empresa o incluso para la vida personal. Permite ordenar el pensamiento del analista para ubicar aquellos aspectos en los que deben realizarse acciones concretas. Puedes conocer todo sobre este análisis aquí.

Como ejemplo, un análisis DAFO te permitirá conocer aquellos puntos en que tu empresa trabaja bien y por tanto puedes explotar o reforzar. Al mismo tiempo mostrará los puntos en los que los competidores son o pueden ser mejores que tú, el análisis debería llevarte a conclusiones sobre cómo mejorar esa situación.

El análisis siempre debe llevar a acciones de mejora; si lo vas a incluir en un plan de negocio para un tercero, deberá concluir con las acciones que debe realizar la empresa para encontrarse en una mejor posición.

Las cinco fuerzas de Porter

A diferencia del DAFO, el modelo de las 5 fuerzas de Porter está orientado a realizar un análisis de la posición competitiva de la empresa. Utilizado convenientemente permite ubicar la situación de la empresa y su relación con las fuerzas en estudio: competidores, proveedores, clientes, potenciales competidores y amenaza de nuevas empresas ante cambios en el modelo de negocio o en la forma de satisfacer las necesidades de los clientes. En cada una de las fuerzas es necesario contestar una batería de preguntas que te llevarán a realizar un estudio completo sobre dicha fuerza.

Diferencias en los modelos Dafo y Porter

Principales diferencias DAFO y PORTER

Hay muchos tipos de análisis ampliamente extendidos que reconocerá cualquier lector habituado al análisis de empresas, no solo el DAFO y el de las cinco fuerzas de Porter, sino otros como el Lean Canvas, la Cadena de Valor o el TAM SAM SOM son básicos y se estudian en todas las escuelas de negocios.

Cada tipo de análisis permite orientar el pensamiento hacia una problemática concreta y a encontrar las soluciones necesarias al área de estudio. La cuestión está en las preguntas que te haces para realizar el análisis. Mientras que en el análisis DAFO es habitual quedarse en la corteza del problema (muchas veces por un mal uso del modelo), el de las Cinco Fuerzas de Porter permite profundizar en la relación de la empresa con el mercado.

Análisis dafo

Algo más que diferencias entre DAFO y PORTER, alguna similitud

La mayor relación que puede encontrarse entre ambos modelos está en la iteración en el análisis. Si realizas un análisis DAFO inicial te percatarás de elementos de la empresa sobre los que debes actuar. Una vez realizado puedes hacer un análisis de las cinco fuerzas de Porter, cuyas preguntas te llevarán a un mayor conocimiento de la posición competitiva de la empresa, y que con toda seguridad te permitirán posteriormente enriquecer las conclusiones del análisis DAFO.

A continuación, tienes un ejemplo:

  • Análisis DAFO: ¿cuáles son las fortalezas de tu empresa?
  • Análisis de PORTER: ¿Cuál es tu cuota de mercado? ¿Cuál es el poder de negociación de clientes y proveedores? ¿Existe una amenaza de que entren nuevos competidores ante una variación de la tecnología? ¿Cómo fidelizas a tus clientes? ¿Existen barreras de entrada que limiten la competencia?
  • Análisis DAFO: ¿Puedes incluir algunas de las conclusiones del análisis de Porter al DAFO?

Si estás realizando un análisis de negocio, o un plan de negocio para tu centro de estudios, lo normal será que utilices simultáneamente todos los modelos, de forma que enriquezcas tu conocimiento sobre la empresa y tu habilidad para obtener conclusiones en el entorno competitivo.

 

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre