Historia de las Startups españolas 2 | Idealista – Tuenti – La Nevera Roja

Historia de las Startups Españolas 2

Tras conocer los casos de Carlos Barrabés, del grupo Intercom con el éxito de Softonic o la revolución de los turoperadores con eDreams, avanzamos con otros tres casos que han marcado un antes y un después en la historia de las Startups españolas. Aquí podrás ver los inicios de Idealista desde 1999, la fundación de Tuenti y su exit con Telefónica o el caso de la Nevera Roja, ya en la segunda década del siglo.Idealista - Historia de las Startups Españolas

El caso de Idealista

Hace 20 años Jesús Encinar no tenía ni idea del mundo inmobiliario, sabía bien poco de internet y nunca había montado un negocio. Todo se remonta al año 1999, cuando le cuenta a su madre que quiere dejar su trabajo para emprender en internet. Ella le dice (cansada de ver en la televisión anuncios sobre las puntocom): “Ya está aquí el idealista.com”. Es así como surge la marca que en pocos años pasó de valer 0 a 1.300 millones de euros.

El fundador de idealista estudió ADE en ICADE e hizo un MBA en Harvard. Tras pasar unos años al otro lado del charco donde trabajó para Amazon y Yahoo, volvió a España y se dio cuenta que la única forma de buscar pisos es callejeando y buscando carteles en los edificios. En el año 2000 funda Idealista junto a su hermano Fernando y su amigo César Oteiza y en octubre ya lanzan idealista.com únicamente en Madrid. Viendo que el negocio funciona se expanden a Barcelona en febrero de 2001, haciéndolo en los siguientes años por toda España. En 2003 entra Bonsai Ventures en el accionariado y en 2006 la facturación superaba los 6 millones de euros, es por ello que el fondo internacional TigerGlobal decide formar parte del accionariado.

Expansión internacional de Idealista

Después del éxito cosechado en estos siete años, se expanden internacionalmente y lanzan idealista.com en Italia y poco después abren en Portugal. Una fecha importante data de 2008, cuando adquieren el 45% de Rentalia para desarrollar su actividad en el sector del alquiler vacacional. En 2009 ya superan los 2 millones de usuarios mensuales, por lo que deciden lanzar la app Idealista.

A pesar de la crisis, la empresa se encuentra en auge, en 2013 facturó 30 millones de euros, es por ello que el fondo británico Apax Partners compra el 82,6% de las acciones por 235 millones de euros. En ese momento la compañía pasa a estar valorada en 294 millones.

Los siguientes años serán de continuas alegrías, las acciones en 5 años se multiplicaron por cinco, la web en 2018 contó con más de 40 mil agentes inmobiliarios y 38 millones de visitas en un año y cerró el 2019 como web más influyente de la historia de internet en España (ingresos de 78 millones de euros y beneficios de 23,3 millones de euros en España).

Parecía que las cosas se ponían criticas debido a la crisis del coronavirus, pero el 10 de septiembre de 2020 se produce un hecho histórico. El fondo sueco de capital riesgo EQT compra idealista.com por 1.321 millones de euros, considerándose la mayor operación del sector digital en España. Esa es la cantidad que desembolsaron para conseguir todas las acciones de Apax Partners, que mantenía el 80% del accionariado. El 20% sigue en manos de los hermanos Encinar y Cesar Oteiza, que seguirán al frente de la misma y reinvertirán de forma notable en ella.  La firma británica recurre a la venta de sus acciones, debido a los obstáculos que supuso la pandemia del COVID-19 para salir a bolsa, que ya era una opción que rondaba en la cabeza de los fundadores en 2017.

El hito de Tuenti

En 1998 y con 15 años el estadounidense Zaryn Dentzel aterrizó en España. Llegaba por un programa de intercambio de estudiantes, en el que hizo grandes amigos como Adeyemi Ajao y Félix Ruiz. Cuando acabó el curso volvió a EEUU y al acabar la universidad quiso montar un proyecto online, replicando el éxito que empezaba a tener Facebook. Como el proyecto no cuajó decidió probar suerte en España y en 2005 llegó a Madrid, ya que quería crear la red social en español más grande del mundo.

  • 2006 nació Tuenti, que comenzó a llenarse de gente joven.
  • 2009 era el tercer sitio con mayor aumento de búsquedas del mundo.
  • En 2010 era el sexto sitio web más visitado de España y recibía más tráfico español que Facebook en España.

La pretensión de los creadores era internacionalizar la red social, pero Facebook iba por delante y tenía más recursos y capital que estos jóvenes emprendedores. La última decisión fue vender la startup. En 2010, venden a Telefónica el 90% de la compañía por 70 millones de euros y en 2013 el 10% restante. Ahora Tuenti opera como una compañía móvil.

Si quieres saber más sobre los fundadores de Tuenti.

La nevera Roja, historia de las Startups Españolas

Historia de la Nevera Roja

La historia de las Startups españolas continua con el caso de Iñigo Juantegui, su historia es la de un chaval que no le gustaba estudiar, pero por insistencia de su padre se licenció en ADE. Cuando tenía 20 años mientras buscaba formas de evadirse de los estudios se le ocurrió montar un negocio. Nada menos que un criadero de chiguaguas, que le duro menos que un telediario. Con el fracaso de su primer emprendimiento y sus pocas ganas de estudiar llegó al último año de carrera. Era de los que cateaba asignaturas año tras año, hasta que su padre, CEO de Telepizza, lo motivó a acabar la carrera ofreciéndole un año sabático con todo pagado.

Corría el año 2008 y la crisis acechaba, por lo que su padre lo convenció para que buscase unas prácticas. Su primer empleo, lo llevó a una consultoría y no a una cualquiera, sino PriceWaterhouseCoopers, PwC, donde conoció al que sería su socio en laneveraroja.com, José del Barrio. La idea se le ocurrió a este último a finales de 2010 y entre ambos la ejecutaron. Carecían de capital y por ello recurrieron al primer recurso del emprendedor Friends, Family and Fools. Fueron sus padres, Pablo Juantegui y Pedro del Barrio (expresidente de Navision Software) los que en un principio financiaron el proyecto.

Al poco tiempo se fueron a Londres para ver cómo funcionaba el sector, ya que allí operaba Just Eat (uno de los grandes players) y aprendieron de su modelo de negocio. Luego estuvieron un año construyendo su Business Plan, hasta que Just Eat anunció su llegada a España, con lo cual decidieron dar el salto al emprendimiento y dejar PwC. Entre sus peores decisiones destaca el no integrar técnicos en el equipo. Tardaron dos años y medio en entender lo importante que era la figura de un Chief Technology Officer, CTO y un año más en encontrar a su mejor técnico.

Entre las rondas de financiación de la Nevera Roja destaca:

Primera ronda de La Nevera Roja (enero de 2011)

Partiendo del Business Plan que tenían hecho, consideraban que con 300.000 euros ya lanzaban la empresa y no necesitarían dinero nunca más, aunque la realidad fue otra muy distinta. Su socio tenía intención de vender el 49% por 300.000 euros, lo cual desató su primera discusión. Decidieron ver como lo hacían otros emprendedores y se dieron cuenta que de forma estándar se pedía una valoración de un millón de euros en la primera ronda. Entonces pidieron 300.000 euros a un millón, en todo caso fueron 700.000 euros de valoración para empezar. Gracias a las 3F´s sacaron 200.000 euros.

La segunda ronda de La Nevera Roja (septiembre de 2013)

Con ese dinero llegaron a septiembre teniendo la plataforma hecha y cinco pedidos. Empezaron a buscar financiación y nadie le dejaba dinero hasta que se toparon con Nicolás Luca de Tena, miembro de la familia de inversores vinculada al Grupo Vocento que fue líder de una ronda en la que se levantaron 2 millones de euros. Él sería desde ese momento el ángel de la guarda de la Nevera Roja. Además, también recibieron un préstamo participativo de Caixa Capital Risc, por valor de 150.000 euros. Ese dinero se podía destinar íntegramente a invertir en marketing, ya que tenían la versión web, tenían los restaurantes, pero no tenían pedidos. Empezaron a venderse a través de la televisión con dos anuncios emitidos en horarios de mediodía y noche, momentos anteriores a las principales comidas, lo cual fue un éxito e hizo que aumentaran los pedidos.

La tercera ronda de La Nevera Roja (julio de 2014)

Nadie quería invertir, se reunieron con Cabiedes (que tuvo la oportunidad de invertir en tres ocasiones y no lo hizo), con Nauta, con redes de business angels, hasta que consiguieron que Nicolás Luca de Tena a través de la incubadora de negocios, Next Change Group invirtiera 6 millones de euros para conseguir que el proyecto terminara de despegar. Además, en esta ronda se produce un hecho importante, entra en escena el media for equity, entrando en el accionariado un medio de comunicación, Mediaset, a través del fondo de inversión Ad4Ventures. En esta transacción, Mediaset no inyectaba capital, sino que avalaba la financiación a través de espacios publicitarios en su medio. Era un momento en el que las rondas de financiación aparecían sin apenas esfuerzo. En total levantaron 10 millones de euros.

Lo que ocurría para que los inversores tuvieran miedo a invertir, era la presencia de un mercado bastante competitivo. Estaba La Nevera Roja, Just Eat y Sindelantal. Esta última fue comprada por Just Eat en 2012, con lo cual solamente quedaban dos players. A partir de ese momento empezaron a competir con ellos. Hicieron marketing de guerrilla a través del logotipo de las bolsas y las pegatinas de la marca en los restaurantes.

En mayo reciben una llamada del CEO de Just Eat comunicándole que estaban interesados en comprar. Desde la Nevera Roja rechazan la oferta, ya que acababan de cerrar una gran ronda y querían seguir con el negocio. Nadie veía el éxito tan cerca, hasta que en septiembre Axon Partners Group, contacta con ellos diciéndole que podían vender la compañía a buen precio. Llegaron ofertas en los meses consecutivos, hasta que en enero de 2015 venden a la incubadora alemana, Rocket Internet la compañía por 80 millones de euros. Justo un año después la Nevera Roja pasó a manos de Just Eat como parte de una operación en la que también vendieron Hellofood Brasil, Hellofood México y la italiana PizzaBo, costando el total de la operación 125 millones de euros.

Sarai Vidal, octubre de 2020

1 Comentario

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre