Emprendedoras de éxito. 10 referentes para arrancar tu negocio

10 Mujeres emprendedoras de éxito

Contar con buenos referentes es importante para el éxito, ya sea para emprender o para cualquier otra faceta. Aquí tienes 10 mujeres emprendedoras de éxito en España que han roto todos los clichés y cuentan con una gran carrera profesional. Si además quieres conocer la situación del emprendimiento femenino en España, puedes hacerlo aquí.

Como podrás ver, mujeres creadoras de Startups con un papel importante en compañías arraigadas en España en las tendencias actuales.

Pilar Manchón

Sevillana, doctora en lingüística computacional por la Universidad de Sevilla y creadora de Indisys (Intelligent Dialogue Systems), dedicada al reconocimiento de la voz y a la creación de asistentes virtuales. Destaca por ser la pionera en introducir un asistente personal para manejar el colapso en los centros de salud durante la campaña de la gripe A. Sus números hablan solos, al descubrir en 2010 una revelación de la que nadie hablaba, los chatbots. Los éxitos se hicieron eco al otro lado del charco y tres años más tarde, Intel se hizo con el 100% de su empresa, en la que estuvo trabajando hasta 2015. De allí pasó a dirigir el área de interfaces cognitivas de Amazon y en 2019 se convirtió en vicepresidenta de Roku como directora del área de inteligencia artificial.

Elena Betés

Estudió ADE en CUNEF y lleva más de 15 años emprendiendo y asegura que cada siete años busca un nuevo proyecto. Su aventura por cuenta propia comenzó con Punto Seguro y First Europa, utilizando las famosas 3F de financiación, que no duraron mucho en el mercado y en poco tiempo quebraron. Después de superar dos fracasos empresariales, llamó a su puerta Admiral Group y le propuso crear un proyecto por cuenta ajena, con lo cual en 2008 crea Rastreator, primer comparador por excelencia de seguros online en España. Sus éxitos de la mano del grupo fueron aumentando. En 2009, monta Admiral Technologies en La India para dar soporte tecnológico a todas las empresas del grupo y que hoy cosecha 168 desarrolladores.

En 2013, empieza a expandir Rastreator por el mundo, creando Preminen y bajo su paraguas se lanza: Duobi.com en China, que ha quebrado; Ratreator MX México, que va muy bien; Tamoniki, que es la turca y Gosahi, que es la India. Siguiendo vinculada a Rastreator, busca otros proyectos y de la mano del grupo crea Penguins Portals. Bajo este paraguas se aglutinan empresas de naturaleza diversa como: seguros, banca, energía, servicios de internet, entre otros. En cifras, el proyecto cosecha más de 600 empleados, 6 países, 7 millones de visitantes mensuales y más de 140 millones de dólares en facturación.

 

Carlota Pi

Con la pretensión de hacer frente a grandes multinacionales con políticos sentados en sus Consejos de Administración, Carlota Pi, decidió emprender en el sector de la energía. La idea de comercializar electricidad de origen 100% renovable nació hace una década y se conoce como Holaluz.

La compañía ha contado con tres rondas de financiación: consiguió 300.000 euros de Enisa en octubre de 2010, 4 millones de euros de fondo Axon Partners Group en 2016 y 8 millones de la entidad de la previsión sectorial de empleo Geroa en 2019, en total, 12 millones de euros. Su gran despegue ve la luz en 2018 convirtiéndose en la primera y única comercializadora eléctrica que instala en España las baterías de Tesla, gigante tecnológico de Silicon Valley. Otra gran victoria tuvo lugar el mismo año, ya que ganó tres de los cuatro lotes de megacontrato de suministro de electricidad 100% renovable para el ayuntamiento de Madrid. Esta fue una victoria significativa, ya que competía con grandes energéticas españolas como Acciona, Iberdrola o Naturgy.

En estos diez años, pasaron de 2.500 clientes a 215.000, han conseguido unas cifras de facturación que en 2018 superaron los 150 millones de euros, le han robado 150 millones de euros del pastel anual a los gigantes españoles, tienen más de 176 empleados y han salido a bolsa en noviembre de 2019 con un precio de salida de 7,78 euros.

María Benjumea

En 2012 y cuando el panorama del emprendimiento tenia luces y sombras, María Benjumea decide crear Spain Startup, empresa que gestiona el mayor evento de emprendedores del sur de Europa, The South Summit. Se celebra anualmente y se ha convertido en la cita habitual de startups e inversores. Congrega a cerca de 1.100 inversores de todo el mundo y más de 20.000 asistentes de todas las partes del mundo. Además, se considera un escaparate para las empresas que buscan financiación y visibilidad, ganen o no el certamen.

Esta emprendedora de éxito se licenció en Geografía e Historia, y en 1980 ya inauguró su primera empresa, un anticuario que a la vez funcionaba de galería de arte y donde ofrecía servicios de restauración. Después de esto, ha estado vinculada a iniciativas emprendedoras en el mundo digital, lo que la llevó a recibir el Premio a la Trayectoria Personal 2019 como condecoración y reconocimiento a su carrera profesional.

Marta Esteve

Marte Esteve es fundadora de Rentalia y SoySuper y cofundadora de Toprural. Cursó Ciencias Económicas y Empresariales en la Universidad Autónoma de Madrid, formación que completó con un MBA por la Universidad Católica de Louvain. Su primera experiencia como emprendedora empieza de la mano, Francois Derbaix, con Toprural en el año 2000 (vendido a HomeAway en 2012). Solo dos años más tarde, en 2002, se puso al frente de otro proyecto, Rentalia, portal de alquiler vacacional líder en España, Portugal y Andorra y vendido en 2012 a Idealista.

Desde ese mismo año, es fundadora de SoySuper, un nuevo tipo de supermercado online, que permite hacer la lista de la compra y comparar los precios de los principales supermercados de España, entre los que destacan Carrefour, DIA, Mercadona, El Corte Inglés o Eroski. Además, cuenta con ventajas, como SoySuper Oportunidades, que muestra las ofertas de cada súper online; fotos de todos los productos y especial acento en el usuario para que tenga fácil acceso desde cualquier dispositivo.

Gala Gil

Esta exitosa emprendedora es graduada en Traducción e Interpretación por la Universidad de Alicante, empezó su andadura empresarial con un videoblog especializado en el que entrevistaba a intérpretes de personajes públicos como el Papa o Cristiano Ronaldo. Contactaba con ellos a través de twitter y accedían sin problemas, ya que tenían poca visibilidad. El blog creció exponencialmente y sirvió para que una empresa canadiense del sector de la lingüística la fichase para su departamento de marketing. El interés por las tecnologías comenzó durante su erasmus en Varsovia, con lo cual buscó programas de intercambio con universidades estadounidenses, lo que la llevó a Stanford.

Ese primer día en Stanford, se convertiría en la fundadora y CEO de Yellowfinch, al comentar en clase el impacto que le había causado el derrumbamiento de un techo de supermercado de barrio, tras una tormenta de nieve. Todos quedaron impactados y les interesó el problema propuesto, por lo que pusieron a su disposición un equipo de ingenieros y comenzaron a trabajar en el proyecto. La conclusión a la que llegaron fue crear una aplicación que fuese capaz de monitorizar la salud estructural de los edificios y alertar a los técnicos automáticamente en caso de reparación.

La startup creada en 2016 y que se encuentra en fase de proyecto piloto, se encarga a través de sensores basados en el internet de las cosas y conectados entre sí y a la nube, de recopilar información sobre grietas, averías y otros problemas. A ello se suma la información sobre el clima, el año o los materiales de construcción. Con ello, además de monitorear en tiempo real el estado de la edificación, también se puede hacer predicciones basadas en machine learning.

Gemma Sorigué

Más de 15 años de conocimiento en el sector del ecommerce y en posiciones de management en compañías como Atrápalo, Emagister, LetBonus y Linkedin. Se licenció en Comunicación y RRPP en la Universidad de Barcelona y completo su currículum con un master en Marketing en la Universidad Pompeu Fabra y un Programa de Dirección General en la IESE. En 2015, se convirtió en CEO de Deliberry.com, compañía cofundada con Miguel Vicente y Gerard Olivé (fundadores de Antai). Esta startup en forma de supermercado online ofrece la posibilidad a los usuarios de poder comprar en distintas tiendas pese a pagar un solo pedido.

Además, es una de las pocas compañías que ha sido capaz de lograr que los retailers le diesen una comisión por lograr generar ventas en sus establecimientos. Tiene acuerdos con Caprabo, DIA, Nespresso o Veritas, entre otros. Un valor añadido que lo diferencia, es la red de “Mamá Shopper”, mujeres mayores de 45 años que hacen la compra y seleccionan los productos eligiendo la mejor calidad posible. “Es como si tu madre hiciese la compra”, esa es la filosofía con la que pretenden que su target, mayormente de mujeres de 35-40 años, con poder adquisitivo medio-alto, a las que no le importa pagar 5,9 euros por los gastos de envío, se fidelicen con esta forma de ecommerce.

Carlota Pico

Es conocida por inventar el Facebook de las empresas. En 2014 y con tan solo 27 años creó BeConnections, un nuevo concepto de plataforma global y multisectorial que digitaliza las relaciones entre empresas y les permite socializar como unidad de networking. De este modo combina, la forma de relacionarse de Facebook, con un catálogo de empresas a la manera de páginas amarillas, enfocadas a incentivar el intercambio comercial tanto entre el primer mundo y países emergentes como entre negocios de una misma zona.Su modelo de negocio se basa en la publicidad, las cuentas Premium, los espacios online y los privados de networking B2B para eventos.

Su startup fue elegida en 2014 como proyecto Summit entre 10.000 candidatos, lo que le permitió acudir a la mayor feria europea de internet que se celebra cada año en Dublín. Además de ayudarla a conseguir inversores internacionales de la élite tecnológica de Silicon Valley. Con tan solo dos meses de vida y apoyándose en el modelo B2B, ya contaba en su cartera con clientes registrados de más de 20 países, desde China, India, Estados Unidos, Gran Bretania, Sudáfrica o Arabia Saudí, entre otros.

Rocío Arroyo

Esta emprendedora es CEO de Amadix y empresa ganadora del South Summit 2018. La empresa de biotecnología que detecta el cáncer de forma temprana en la sangre, antes incluso de la aparición de síntomas de la enfermedad, puede decir que tiene como CEO a una mujer y que ganó recientemente uno de los mayores concursos del emprendimiento.

Su método disruptivo es el siguiente: a través de un análisis de sangre se captan las señales que emite el tumor que o bien está presente o va a estarlo en el futuro y se está formando. Lo que hacen es medir determinadas moléculas, que denominan biomarcadores, y en función de la cantidad de esas moléculas, saben si una persona está sana o tiene cáncer. En el caso del Colofast, otra de sus revoluciones para detectar el cáncer de colón, también capta las señales que emiten los pólipos que aparecen en el intestino que actualmente no llega a ser un tumor, pero con alta probabilidad puede llegar a ser un tumor el día de mañana.

En su caso contaron con la financiación de la Comisión Europea en el programa Horizonte 2020 que le otorgó 2,8 millones de euros. Esto le dio un impulso enorme para la maduración e investigación de los proyectos, que antes de comercializar quisieron validar en miles de personas, con lo cual la investigación necesita de mucha inversión.

Mar Abad

Licenciada en periodismo, escritora y emprendedora desde 2009, fecha en la que cofundó Yorokobu, una revista de papel que ha pasado de tener 3.000 lectores a 35.000 en tres años. Asegura que la experiencia fue dura en un principio, ya que no querían inversores y tiraron de ahorros. El primer año estuvieron trabajando gratis. Toda la inversión que hicieron consistió en un año intensivo, trabajando incluso los fines de semana hasta altas horas de la madrugada”.

Poco a poco la empresa fue creciendo, aumentaron el equipo y la idea inicial pasó de medio de comunicación a empresa de contenidos. Sus fuentes de inspiración fueron varias, desde JotDown a temas atemporales, que no se encontrasen en los medios convencionales y que fueran creativos. Además, buscaban la reflexión, esa que no se encuentra en los diarios, que están sometidos a estrictas normas de espacio y manuales de estilo de cada medio.

Sarai Vidal, mayo de 2020

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre