Consultoría de empresas

Qué es consultoría de empresas

Lo habitual cuando trabajas en una empresa es que conozcas bien tu producto, pero probablemente necesitarás que te ayuden en áreas como la estrategia de la empresa, el marketing digital, la presencia en medios o los mejores canales de distribución. Para esas funciones y muchas más existe la consultoría.

Si te preguntas qué es consultoría de empresas o cuál es el trabajo de un consultor, aquí tienes todas las respuestas:

Consultoría, qué es

El trabajo de consultoría implica la contratación de una empresa externa capaz de resolver los problemas de negocio que requieren un alto grado de especialización. Hay muchos puntos que afectan a tu empresa que necesitan de especialistas, tanto por el conocimiento que aportan como por la capacidad y hábito para utilizar herramientas del sector.

Ejemplo de consultoría de empresas: marketing

Probablemente te puedas atrever a publicar anuncios en Facebook o Google, y únicamente con dar ese paso, también es probable que consigas algunas ventas o descargas de tu App. Ahora bien, ¿A qué precio?

Sin experiencia en el marketing digital ¿crees que estás en disposición de elegir la imagen más adecuada, los textos que más van a impactar, segmentar adecuadamente el mercado o organizar un proceso de compra optimizado?

Lo más seguro es que un consultor de marketing digital te permita reducir considerablemente los costes por venta, y que esto se traduzca en un incremento del beneficio; incluso contando con el coste de la consultoría. Conocerá mejor el funcionamiento de las herramientas publicitarias de los buscadores y redes sociales.

Ejemplo de consultoría de empresas: estrategia

Un segundo ejemplo es el de la consultoría estratégica. ¿Quién conocerá mejor tu mercado? Una persona que se dedica a analizar el sector y pensar continuamente en soluciones para mejorar el posicionamiento y mejorar la rentabilidad, ¿o quien está centrado en el día a día de la empresa y en producir y comercializar?

La capacidad de análisis, la aplicación de metodologías, la búsqueda de la rentabilidad o el control de todas las variables que afectan a tu negocio hace que la consultoría estratégica pueda definir con más éxito el rumbo de la empresa.

Aquí tienes una escena (en inglés) de la película “The Founder”. Un claro ejemplo de como una persona con conocimientos que entienda bien tu negocio puede multiplicar la rentabilidad de tu empresa.

¿Qué se hace en consultoría?

Los consultores van a ser tu sombra mientras estén trabajando contigo, necesitan saber el funcionamiento de todas las áreas que les afecten para que su análisis, diagnóstico y soluciones tengan éxito.

Estas necesidades hacen que el consultor viva en camino entre su oficina y la tuya. Lo más seguro es que tengas que facilitarle un puesto de trabajo durante unos meses. Será normal que esté acostumbrado a la luz de sus torres y la oscuridad de tus sótanos.

En general los consultores trabajan en empresas con una estructura muy definida y rígida. Analistas en la base, socios en la cúspide y varios cargos intermedios que dependerán de lo grande que sea la consultora. Este modelo sirve más que nada para validar al consultor y distribuir el trabajo. Como norma general los contratos llegarán desde arriba, la organización del trabajo desde los cargos intermedios y el análisis será realizado por los más jóvenes con una alta supervisión.

Si crees que la consultoría es lo tuyo, será recomendable que conozcas los requisitos y condiciones.

Servicios de consultoría

Ventajas del trabajo de un consultor de empresas

  • La rentabilidad como objetivo: si contratas una consultoría lo harás con el objetivo de incrementar tu beneficio. El éxito de su trabajo es el incremento de tu rentabilidad.
  • Experiencia al servicio de tu empresa: cuentas con personas que dedican su vida al análisis de tu sector. ¿Cuánto te costaría tener a alguien así en plantilla?
  • Uso de programas específicos y dominio de los genéricos: un consultor está habituado a trabajar con muchos datos, a relacionarlos y a utilizar el programa adecuado en cada momento, algunos sabrán programar y otros te harán las mejores presentaciones, no todo es Excel y power point, pero dominar ambos es obligatorio.
  • Automatización de análisis: la creación de cuadros de mandos y herramientas de análisis semiautomáticas puede ser un resultado del trabajo de consultoría, imagina la cantidad de horas de trabajo que vas a ahorrar.
  • Optimización de los procesos de la empresa: ¿Dónde tienes cuellos de botella? ¿el flujo de trabajo es correcto o se podría mejorar? La visión de una persona externa puede ayudarte a ver los problemas que no percibes en tu día a día.

Servicios de consultoría de empresas

Igual que tu empresa puede necesitar asesoramiento especializado en diferentes áreas, existen empresas dedicadas a todas las áreas de la consultoría.  Algunas empresas grandes cuentan con equipos especializados en muchas de ellas, mientras que existen otras especializadas en sectores o trabajos más concretos.

Como servicios generales, encontrarás las áreas principales de la empresa marketing, operaciones, recursos humanos y finanzas, englobadas por la estrategia de la empresa. A partir de ahí puedes adentrarte en aspectos legales, big data, tecnología, ingeniería, calidad, PRL, burocráticos o riesgos.

Consultora de Estrategia

¿Qué quiere ser? y ¿qué puede ser tu empresa? La consultoría estratégica define el camino a seguir, los pasos para hacerlo, el uso de tecnologías o las alianzas que necesitarás. Esta consultoría requiere un gran conocimiento de las tendencias del mercado, la tecnología y la innovación para acertar con el rumbo a tomar.

  • Innovación
  • Digitalización
  • Crecimiento
  • Fusiones y adquisiciones

Aquí tienes un listado con las principales en España.

Consultoría de Marketing y ventas

Destinada a posicionar tus productos e incrementar tus ventas. Abarca todos los aspectos que tienen que ver con el desarrollo de tus productos, su comercialización digital y tradicional, canales de distribución o servicio al cliente. Entre otros aspectos estarán:

  • Estrategia de marca
  • Análisis de competencia
  • Fidelización de clientes
  • Diseño web y posicionamiento

Consultoría de Organización y Recursos humanos

Puedes calcular cuánto te cuesta encontrar a las personas adecuadas para tus próximas ofertas de empleo. Lo más seguro es que una empresa dedicada a los recursos humanos haga ese trabajo de forma más eficiente del que podrás hacerlo. Otros aspectos cómo el deseo de trabajar en tu empresa o que tus empleados estén motivados se pueden desarrollar desde una consultoría de RRHH. Incluye:

  • Reclutamiento y selección
  • Formación
  • Employer branding
  • Comunicación interna

Consultora Financiera

Es la base de tu empresa, conocer el funcionamiento de las finanzas ni es sencillo ni interesante para muchas personas. Sin embargo, ser rentable es importante para todas las empresas. Una buena gestión de las finanzas de la empresa puede significar muchos miles de euros incluso para una PYME. Como ejemplo, bajar un 3% el coste de intermediarios en transacciones digitales te supondría 30.000 euros por cada millón que factures.

  • Gestión de activos
  • Planificación financiera
  • Financiación de la empresa

Fases de un proyecto de consultoría de empresas

Fases de un proyecto de consultoría

Como ya se ha comentado, los consultores son personas con conocimientos y metodologías arraigadas. Para el éxito de un proyecto de consultoría es necesario contar con un proceso bien estructurado, que como norma sigue las siguientes fases:

Preparación: el objetivo es conseguir el contrato, habitualmente liderado por los socios o personas de mayor rango en la empresa, con reputación y habilidades comerciales. Soporte directo para la gestión ágil de documentos, estudios y plan de acción que permita el cierre del contrato con un alcance bien definido.

Diagnóstico: análisis sistemático de las áreas que afectan al contrato, con el objetivo de determinar las líneas de actuación. Esta fase requiere un conocimiento profundo de la empresa que recibe la consultoría incluyendo apartados como sus procesos de trabajo o la comunicación interna.

Plan de acción: trabajo que consiste en la elaboración de un conjunto de documentos que detallen las soluciones propuestas, sus tiempos y costes. Al igual que otras fases, requiere una labor conjunta con el cliente, el trabajo de consultoría no consiste en sustituir a la dirección de la empresa en la toma de decisiones, sino en ofrecer e implementar las mejores alternativas bajo la dirección de la empresa.

Implementación: en función del tipo de consultoría, es posible que los trabajos de implementación pertenezcan a la misma empresa, se contraten a otra o a un grupo de ellas. Más que la implementación la consultora participa a nivel de capacitación, medición, seguimiento y revisión de los resultados.

Cierre del proyecto: mediante un documento final que incluye información completa del trabajo realizado, las acciones a tomar en al empresa y las medidas de seguimiento y calidad. Es habitual que la experiencia acumulada en el proyecto pueda convertir el cierre en una propuesta de nuevas acciones en la empresa.

Contratación de un servicio de consultoría

Empresa con plantilla de consultores propia

Empresa con red de consultores bajo demanda

Consultores independientes

De mayor tamaño, todos los consultores forman parte de la empresa, el organigrama y la carrera profesional están muy estructurados.

Este tipo de empresas deben cubrir unos costes fijos elevados.

Se trata de empresas que cuentan con una red de profesionales con los que llevan trabajando durante largo tiempo, a los que llaman según la necesidad de proyectos.

Permiten convertir costes fijos en variables.

Habitualmente actúan de forma independiente quienes tienen gran prestigio profesional. En varios casos habiendo pasado previamente por grandes empresas de consultoría. Una figura autónoma que se suele apoyar en redes o subcontratar parte de los trabajos.

 

 

[Total: 1   Promedio: 5/5]

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre